Bienvenidos a la nueva generación, conoce al robot Sophia.

Sophia es una robot que ha sido trabajada durante 30 años y fue activada el 19 de abril del 2015, la única función de este artefacto es conocer y básicamente atender al ser humano. Cuando investigué sobre este robot a principios de 2016, tenía 62 expresiones faciales, con la advertencia por parte de sus creadores que con el tiempo de aprendizaje podrá ir generando más expresiones y capacidades de todo tipo...en el 2016 nos la presentaron como un robot con características humanas bastante peculiares y ahora 2017, Sophia es demostrada como una Audrey Hepburn más humana y como un parteaguas de nuestro mundo y su completo cambio a lo desconocido.

Empecemos... este robot tiene unas cámaras dentro de sus ojos que generan algoritmos con los que es capáz de reconocer caras e individuos al grado de que puede reconocer hasta tu propia tristeza. Su manera de procesar discursos y conversaciones es por la tecnología de reconocimiento de voz del Google Chrome Alphabet y este acontecimiento está creando en los humanos una nueva perspectiva y cambio hacia la tecnología.

Hanson Robotics junto con los laboratorios Hiroshi Ishiguro son las empresas que están logrando la creación de robots lo más parecidamente humanos con el propósito de que puedan coexistir dentro de nuestro mundo y que se vuelvan parte de este.

Primeramente en Hanson Robotics están diseñando estos robots para que funcionen para el cuidado a la salud, en terapia, educación y servicio a clientes; sin embargo, el Doctor Hanson tiene ideas bastante radicales, el quiere como meta para Sophia que se vuelva consciente, creativa y capaz como cualquier humano y su obsesión está dando frutos. También comenta que en algún futuro los robots van a parecerse cada vez más a los humanos al punto de ya no verse artificiales, van a caminar, aprender, jugar, ayudar y crear relaciones reales con las personas. Comenta que la inteligencia artificial será tan parte de nosotros que estas relaciones serán realmente fuertes y no en el sentido de deshumanizarnos, sino de rehumanizarnos por el hecho de conectarte de igual manera con los robots que con los seres humanos.

También expone que la clave para que los robots realmente funcionen es al darles una piel y cara humana con nuestras expresiones, para que así se sientan pertenecientes de la sociedad y tengan la capacidad de imitarnos y explorarnos de mejor manera

En mi opinión creo que esto es atentar con la naturaleza humana ¿no creen?, básicamente el Dr. Hanson está explicando que tenemos el poder de crear nuevos seres humanos sin problema alguno.

Existen muchos tabúes respecto a este tema, algunos dicen que al darle inteligencia artificial a un artefacto, puede tener la capacidad de destruirnos en algún futuro; otros, se van más a la idea de que al desconectarlo se acaba tu problema.

Yo voy más hacia la idea de Ex Machina y Her en donde te dan a entender que solamente podríamos ser controlados por las únicas dos cosas que el ser humano tiene, la vulnerabilidad y el querer empatizar con los demás.

También está la idea del futurista Raymund Kurzweil, en donde expone a través de su teoría del singularity, que si un AI encuentra el camino para conocer nuevas cosas que los motiven, podrán tener la capacidad de crear nuevas tecnologías que nisiquiera nosotros mismos entenderíamos. Es todo un enredo mental y a fin de cuentas eso queda en el futuro y nunca lo podremos saber, aunque es divertido crearte argumentos para poder discutirlos.

El viaje de Sophia por internet empezó en el video de la CNBC en el que sale públicamente con su respectivo creador Dr. David Hanson que es el encargado de la ingeniería y el diseño. Aquí nos cuenta la función y la manera de coexistir de Sophia, son muy interesantes las respuestas por parte del robot hacia su creador. Tambien ha salido en programas de la ONU y en entrevistas con Jimmy Fallon.

Con el video de la CNBC te vas a sacar de onda de sus respuestas. 

Ahora, en noviembre de 2017, nos presentan a una nueva versión de Sophia remasterizada. La robot que fue creada para sentir empatía, creatividad y compasión, ha tenido tantos cambios en su sistema que ya hasta ha dado grandes aportaciones para debates sobre tendencias de inversión global, resultando en que Arabia Saudita es el primer país en otorgarle la ciudadanía.

En mi opinión siento que no está bien otorgar está responsabilidad y confianza en una tecnología que todavía desconocemos. Esto trae inquietudes sociales y éticas que no se deben de pasar por alto. 

De echo puedes contactarla en http://sophiabot.com/