De amor se vive: Un documental que rompe paradigmas culturales

Silvano Agosti es un cineasta italiano que tiene la certeza perfecta de exponer tanto en sus pensamientos como en sus filmes una filosofía de vida que intenta romper con los mismos discursos de siempre.

En 1984, grabó en un resumen de 9 horas testimonios sobre la belleza,la infancia, la libertad, la ternura, la sexualidad y el amor. Es un documental de seis personas de Parma Italia que se mantienen en el anonimato, son fuertemente caracterizados por tener vidas diferentes a lo que conocemos, fragmentando tabús de la cultura de una manera muy simple y honesta, Silvano fue recogiendo historias de una madre que tiene un desprecio psicológico evidente hacia el sexo, un niño de nueve años que posee una sabiduría innata, una mujer que sólo una vez en su vida ha tenido sexo por dinero , una señora de la noche de 44 años, otra prostituta transexual que sufre una inmensa soledad y un travesti que cría palomas. 

"Al final de esta aventura descubrí que las culturas oficiales (como las instituciones religiosas, escuelas y poderes de todo tipo) se dividen en tres componentes del sentimiento del amor: ternura, sensualidad y amor. Aislándose entre sí de una manera que el amor completo ha desaparecido ya en las sociedades contemporáneas. De hecho la ternura sin sensualidad ni amor produce hipocresía, la sensualidad sin amor ni ternura lleva a la pornografía; mientras que el amor sin ternura ni sensualidad no es más que misticismo. Es decir, que vivimos en una sociedad hipócrita, pornográfica y mística." Silvano Agosti. 

La entrevista del fresco niño de nueve años crea un revuelo social impresionante. Ya pasaron 32 años de esta plática y tristemente estos paradigmas siguen vigentes, el espontáneo niño que habla como adulto pero lo delatan sus gestos, cuenta sobre su sexualidad, su manera de experimentar la felicidad y sus experiencias a tan corta edad, exponiéndose con gran sinceridad sin limitarse a nada. 

Checa sus grandes revelaciones, aprende sobre esto y trata de entender que debemos de dejar de ser tan duros, prejuiciosos y paradigmáticos con nuestros pensamientos, todos somos humanos y debemos amarnos como lo que somos o simplemente no desentendernos y no recurrir a la indiferencia, entender que la base fundamental de esta mundanidad es el amor..... No es utópico, es real y está en nuestro ADN.

Otras noticias y artículos que te pueden interesar