El niño más triste del mundo

Jamie Travis es un director canadiense que se ha dedicado a dirigir y escribir cortometrajes, comerciales y videos musicales, alguno de sus proyectos han sido internacionalmente reconocidos y premiados, uno de estos fue el increíble trabajo que hizo en hacer una trilogía de cortos titulada Patterns. 

El ritmo que maneja es un poco tranquilo, sin embargo te atrapa en cuestión de segundos por el simple hecho de hacer un increíble trabajo en la profundidad visual y estética, de hecho me recuerda un poco al estilo de composición de Wes Anderson (Hotel Grand Budapest, Moonrise Kingdom) y a David Lynch pero sólo con Twin Peaks. 

La onda que se percibe en sus cortos es un poco tétrica y a mi parecer algo experimental, intenta tocar temas que jamás te llegarían a la cabeza y los lleva al extremo con la mayor sutileza posible, causándote un terror bien extraño.

Se darán cuenta de lo que les dije con este corto que fue lanzado en el 2014, creo que si te da a entender que evidentemente es el niño más triste del mundo en toda su totalidad

Otras noticias y artículos que te pueden interesar