Bowie, ¿Cuántos rostros puede tener un hombre?

Ponte en el mood de Bowie con esta playlist de Spotify para leer la nota y visitar el museo: 

Ha llegado a nuestra ciudad la exposición Duffy/Bowie: Five Sessions en la que se encuentran las fotografías más icónicas de la carrera del magnífico David Bowie, tomadas por el fotógrafo de moda y publicidad Brian Duffy. Es la segunda vez que Bowie (aunque sea en espíritu) viene a nuestro país; la primera ocasión fue con su único concierto en México, con el Foro Sol lleno, en 1997 y en la que visitó las pirámides de Teotihuacán, Palacio de Bellas Artes, Palacio Nacional y la Casa Azul. Ahora, la sencilla instalación museística en el patio central del Museo de la Ciudad de México permite que los espectadores contemplemos el trabajo creado por dos grandes amigos, uno, gran ídolo del pop, y el otro, creador de una de las imágenes más importantes para la historia de la música del siglo XX.

El recorrido de la exhibición está llena de nostalgia, la pérdida repentina de nuestro Starman aún duele, pero poder observar estas imágenes de manera cercana reconforta a nuestro ser musical y hacerlo con la música del artista en el oído, hace que la experiencia se disfrute de sobremanera.

Como dice el nombre de la exposición, se presentan fotografías de cinco sesiones, la mayoría polaroids ampliadas debido al encanto que Bowie les tenía gracias a su inmediatez y el aspecto que la técnica otorgaba a la imagen, realizadas entre los dos artistas a lo largo de ocho años; en estas imágenes él está caracterizado como losinconfundibles alter egos que fueron clave para su carrera: Ziggy Stardust, Thin White Duke, el famosísimo Alladin Sane, Lodger y Scary Monsters.

Aunque las fotos presentadas de Ziggy Stardust no fueran las utilizadas para el disco, muestran su esencia rockstar. La vestimenta excéntrica, su guitarra, el humo y la iluminación cálida nos transportan a estar escuchando Starman en una arena con miles de personas más en 1972.

En cuanto a Thin White Duke, la elegancia británica se encuentra presente en el porte y la vestimenta del artista. El movimiento estroboscópico de las manos y la arena aluden al paso del tiempo, aunque todo los demás elementos permanezcan estáticos. Ni Duffy ni Bowie sabían si las imágenes habían resultado bien hasta que fueron reveladas ya que el movimiento de las manos y de la arena fueron improvisados y en esa ocasión no utilizaron una Polaroid como usualmente lo hacían, pero finalmente fueron un éxito.

¿Qué puedo decir sobre Aladdin Sane? es llamada la “Mona Lisa del Pop” ¡es sumamente reconocible e icónica! la música de los setenta llega inmediatamente en nuestra mente, e incluso el rayo rojo y azul que aparece en su rostro fue el símbolo que más personas se tatuaron después de la muerte del cantante. En la exhibición se encuentran diversas versiones en las que A Lad Insane aparece con los ojos cerrados, abiertos, de cuerpo completo, o en negativo.

4.jpg

Con un feeling totalmente diferente, las imágenes de Lodger revelan el rostro desfigurado de Bowie, quien tenía la mano quemada para la sesión y decidió dejar la venda que cubría la lesión para otorgar dolor a la imagen. El baño donde se realizó la sesión y la iluminación fría le dan un aire aun más sombrío y descuidado a las fotografías. Los ángulos desde los que Duffy tomó las fotos y la posición de David crean la impresión de que este cae, lo cual es algo que hace que la imagen sea aun más impactante.

El lado teatral y exótico del cantante sobresalen en Scary Monsters, donde él se encuentra disfrazado de un payaso azul, pero también, sin dejar la fuerza y el impacto que desbordaba tan solo con su presencia, se muestran las fotografías a blanco y negro y de detrás de los reflectores de la serie.

La exhibición es una oportunidad única e imperdible para observar eltrabajo impresionante que Duffy y Bowie realizaron juntos, en el que la química artística que poseían y la amistad que los unía, se desborda a través de sus creaciones. Duffy además de haber fotografiado a Bowie, tomó imágenes de otros grandes como John Lennon, Twiggy y Bridgitte Bardot; fue un artista innovador que se aventuró a crear sesiones diferentes para el tiempo en el que vivió. Y por supuesto, al asistir a esta exposición, se puede contemplar el genio artístico que fue Bowie al pensar siempre fuera de la caja. Su vestimenta, estilo musical, personajes, el shock que creó al haber sacado su último disco dos días antes de su muerte, estas fotografías son testimonio de que era un Starman.

Duffy/Bowie: Five Sessions se encontrará exhibida en el Museo de la Ciudad de México hasta el 12 de febrero del 2017. Los horarios de visita son de Martes a Domingo de 10:00a 18:00 hrs.

“I don't know where i'm going from here, but I promise it won't be boring.”

- David Bowie

 

Otras noticias y artículos que te pueden interesar