El cine de Yorgos Lanthimos y The Favourite

Los Premios Oscar ya están cerca y con ellos se encuentran dos películas arrasando con 10 nominaciones cada una y dentro de las categorías principales. The Favourite de Yorgos Lanthimos y Roma de Cuarón. Curiosamente son lideradas por dos extranjeros, un mexicano y un griego. Lo más interesante de todo esto es que no son películas que ofrecen un mensaje decodificado ni una catarsis cargada de buenos sentimientos como suele pasar con las películas premiadas de esta ceremonia.

Tengo la impresión de que Yorgos Lanthimos no es un cineasta muy popular en Estados Unidos, no sólo por ser extranjero, sino porque sus películas no son precisamente ligeras ni optimistas ni accesibles, aunque siento que en México tiene un muy buen número de seguidores ya que su cine se ha entregado en salas comerciales. Sobretodo las dos anteriores a “La Favorita” que son “La Langosta” que obtuvo el premio del jurado en el festival de Cannes y “El sacrificio del ciervo sagrado” ganadora a mejor guión en este mismo festival. Estas dos cintas le dieron un pase a tener mayor visibilidad a Lanthimos por hacer coproducciones con presupuestos exorbitantes y por involucrar a actores de alto perfil como lo es Nicole Kidman, Colin Farrell, Rachel Weisz y Lea Seydoux. Este cineasta se clava en presentar tragicomedias y en conservar un tono de misantropía, profunda crueldad, sátira y humor negro; representa mundos errados y extraños que se rigen por leyes propias y distintas de las que se operan en el mundo real, maneja alegorías de las instituciones sociales, principalmente le interesa dinamitar la institución de las familias.

Aunque no es indispensable conocer la filmografía previa a esta última entrega, es muy interesante ver cómo este director trasladó sus temas ingeniosos que develaban en la ficción, a una nueva forma de narrar una historia como lo hizo con “La Favorita”. Sin duda esta cinta es la más accesible y quizá sea esta una de las razones por las que se coló a los Oscar, además de que es la primera película no escrita por él y por su co-guionista de siempre Efthymis Filippou. Es el primer filme de Lanthimos que se basa en hechos reales aunque no precisamente la siguió al pie de la letra.

La entrega se sitúa en los primeros años del Siglo XVIII durante el reinado de la primera reina de inglaterra Ana Estuardo. Interpretada magistralmente por Olivia Colman (y la casi posible a ganar el premio a mejor actriz en los Oscar).

Retoma la vida de la reina y los hechos reales en el sentido de que perdió 17 hijos y de las dos relaciones muy cercanas que tuvo con dos mujeres de la corte. Lady Sarah (Rachel Weisz) y su prima Abigail (Emma Stone). A grandes rasgos La Favorita describe a esta reina como una mujer con muchos altibajos emocionales y que depende en muchos sentidos de Lady Sarah quien a su vez se aprovecha de esta debilidad para tomar decisiones políticas que por supuesto la benefician.

Esto cambia cuando llega Abigail a sus vidas. Una ex-aristócrata que va a intentar reemplazar a Lady Sarah para conseguir su papel nuevamente en la alcurnia. Evidentemente esto causa una rivalidad cruel inminente entre estas dos mujeres.

Ahora, tanto Lanthimos como las tres actrices (nominadas honorablemente en los Oscar) mencionan en múltiples entrevistas que la película es una adaptación muy libre de la relación y la historia que existió entre estas personas en la vida real, al punto de que el aspecto sexual que se sugiere en la película, pudo haber o no haber existido. Es una mera invención de Lanthimos y aquí es donde se encuentra su verdadero cine, historias ficcionales contadas de la manera más sofisticada y extraña posible. Su objetivo era claramente (como siempre) narrar una historia satírica y dramática con un increíble humor negro del tan cerrado, excéntrico y siempre criticado mundo de la corte, donde cada decisión tenía grandes repercusiones monumentales como puede ser una guerra y como cada factor podía depender de caprichos, de manipulaciones y de venganzas personales distorsionando completamente la realidad que se vivía.

Parece que Lanthimos incursionó en este género en concreto, en el género que habla de reyes y cortesanos para poner en primer plano el absurdo casi inherente de la vida monárquica, el artificio, los rituales, la decadencia, la ostentación etc.

Casi por tradición este subgénero en otras películas, se distingue por una representación visual tiesa, artificiosa y solemne y como verán, en “La Favorita” toma un giro de 180º con escenas que son filmadas en su mayoría  con lentes grandes angulares que distorsionan la imagen con tiros de cámara con ángulos atípicos, con movimientos de cámara que llaman la atención a sí mismos, es decir, no son los típicos tiros de plano y contraplano a los que estamos acostumbrados; a esto, se suma que la película no constó de luz artificial, solo luz natural tanto en exterior como al interior de los castillos con luz de velas tal como sucedió en Barry Lyndon de Stanley Kubrick; ahora, sumada la oscuridad y la distorsión de la imagen, hacen literalmente el mensaje de que estos son mundos chuecos y retorcidos, una visión lisérgica de la vida monárquica. El creador de esta visión es el fotógrafo Robbie Ryan quien por cierto también tiene una nominación por su trabajo.

giphy (1).gif

Aunque personalmente mi favorita de Lanthimos es “La Langosta” y me gusta más la idea de que represente mundos ficcionales errados regidos por reglas incomprensibles, celebro que Lanthimos haya profanado las convenciones del subgénero de reyes y cortesanos y que haya seguido con la línea de su evidente humor negro que hace que esta película de dos horas y media la disfrutes en cada momento a pesar de ser un tema bastante crudo, y sobretodo celebro mucho su visión absolutamente pesimista y nihilista de la naturaleza humana que sugiere que todos utilizamos a todos y que detrás de cada gesto en apariencia benevolente, siempre hay un interés propio. No pienso que esto sea la naturaleza humana, lo que aplaudo es que hay un director que lo represente con tanta originalidad.

Se las recomiendo muchísimo, tiene un gran guión, buena historia, fotografía y sobretodo honorables actuaciones.

Otras noticias y artículos que te pueden interesar