Entrevistamos a Marco Mares

Marco Mares se está ganando gran reconocimiento en el ámbito del pop independiente en México. Ahora decide regresar a México a cumplir su sueño y poner todas sus cartas en engrandecer un proyecto que tomo como inspiración y referencia a su pareja actual, Greta.

Read More

Festival Akamba, ¡entre agaves y música celebramos al fuego!

El pasado sábado 12 de mayo se llevó a cabo en los esplendorosos Campos de Agave de Cuervo Tradicional, en Tequila, Jalisco, Akamba: un festival que promete marcar un antes y un después en la escena de festivales en la región.

Read More

Top 10 canciones de LCD Soundsystem

10. Us v. Them

Una pista de baile, en una fiesta. “The time has come, the time has come…” repite Murphy constantemente. Ese momento de desapego y olvido de tus crisis existenciales (postergados para un domingo en la tarde/noche) y sólo bailar. El momento de liberación de Murphy en el que nos encontramos en una situación donde todos compartimos el gusto de poder olvidarnos del ‘nosotros contra ustedes’ y convertirlo en ‘nosotros con ustedes’. Los momentos de ironía de Murphy se resaltan explícitamente en “Cloud, block out the sun over me, and spoil all the fun, won’t you please…”, donde se trivializa cualquier pensamiento externo que no se complemente con el ritmo que no cesa de avanzar. En cuanto entra el riff de bajo, nos remite inmediatamente a una época que muchos tenemos nostalgia por no haber presenciado: bola de espejos y música disco. Canción perfecta para solamente estar, sentir y existir, todos en el mismo lugar y momento. Bailando.

9. You Wanted a Hit

La exuberancia de James Murphy aunado al fervor con el que sus fanáticos se aferraron a él con tan sólo (en ese entonces) tres álbumes de estudio, parte como premisa en esta canción que no es más que una declaración anti-industria. Siempre procurando la elegancia en la síntesis de sus palabras, su contestación parece ser también una carta al público que da por sentado el trabajo de los artistas, quienes exigen el mantener una línea de no comercialización, ese concepto tan frívolo pero que lleva a tantos grupos populares a la decadencia de su estatus de ‘culto’. Murphy no debate con ellos, es más, hasta los celebra, pero el canon de LCD Soundsystem se había convertido en algo demasiado serio, algo con lo que (desde un principio) se había entendido más bien como una mera celebración a la música y a sus referencias. Murphy no era ya un tipo que requiriera de éxitos para trascender, más bien parecería que seguía en búsqueda de encontrar el equilibrio perfecto entre su vida personal y su trabajo, cosa que hizo retirarlo por completo por los siguientes siete años.

8. Get Innocuous!

Uno de los mejores intros en la historia de la música. Punto.

7. Other Voices

No cabe duda de que en cada álbum James Murphy ha tratado de emular a sus héroes, a veces tanto que parecen rip-offs sin ningún tipo de filtro. Esta canción tiene todos los ingredientes para pertenecer al oeuvre de los Talking Heads, pero sus detalles son tan fluidos y eclécticos que la estética de LCD Soundsystem está presente en cada momento. Esa ha sido una de las mayores virtudes para el éxito del proyecto, que logra remitirse a artistas que permanecen inalcanzables entendiendo cómo complementarlo a su propio y único estilo, tanto que la DFA Records es ya toda una escuela que ha conceptualizado su propio género. Y aunque American Dream no es su mejor trabajo, esta canción sobresale sobre las demás por conjuntar los elementos que logran ocasionarnos lo que mejor saben hacer: hacernos bailar.

6. One Touch

¿Será esto lo más intenso de LCD Soundsystem? Creo que no cabe la menor duda. Este es el tipo de canciones que proyectan un peligro inherente, eso tan vivo y definitorio en el techno de los años noventa. Al escuchar ‘This Is Happening’, nos encontramos en un lugar que no ha vuelto a explorar desde entonces, muchos de nosotros agradeceríamos que hubiera más de ese James Murphy ‘salvaje’ en su repertorio. ¿Por qué no tocan esto en vivo? Sería un momento culminante, donde absolutamente todos agradecerían el énfasis e importancia que le darían a su canción (a mi parecer) más infravalorada. Me parece que se podría comparar con la relevancia que tiene ‘Yeah’ al ser interpretada en vivo. Este lado oscuro de Murphy es algo que todavía se puede exponenciar mucho más, porque al final, creo que es cuando mejor sabe sonar. "No one is dangerous until we get a closer view…".

5. Too Much Love

Cuando James Murphy se incursiona en el techno, muchos de nosotros desearíamos que ahí se mantuviera por largo rato. La simplicidad y elegancia con las que mantiene el four on the flour junto con el bajo, proyecta una sensualidad tan pura, que el goce de movimiento es como en pocas de su repertorio. Esto lo complementa con sintetizadores que desentonan esa delicia de melodías, recordándonos a personajes como Gary Numan o la época en Berlín de Bowie junto con Eno. Murphy nos seduce con su voz, pareciera que nos habla en secreto al oído, como si fuera nuestra propia voz recordándonos: ama, disfruta, vive y olvida el pasado. No lo pienses. ‘No memories to remind you of the old you, Just keep it up, with no memory…’.

4. Dance Yrself Clean / All My Friends

¿Quién en su sano juicio no espera con ansias a que suene el arpegiador de Dance Yrself Clean para ponerse a brincar de un lado a otro? Nadie. ¿Quién al escuchar los primeros acordes de piano en All My Friends, no se remite inmediatamente a experiencias inolvidables? ¿a memorias que ya son parte de nuestro reducido consciente colectivo? Nadie. Y es por esto que la cúspide de LCD Soundsystem se encuentra en este par de canciones que se han convertido ya en himnos de nuestra generación. Las pongo en el mismo estándar porque una no es mejor que otra y porque se complementan en el sentido de que (aunque ya no me ha tocado presenciar) fueron durante algunos años canciones obligadas en las fiestas, siempre alguien tenía la ocurrencia de ponerlas, siendo estas el clímax esperado de ellas. Todos bailando al unísono de ambas, con James Murphy hablándonos de una simple noche de fiesta, de bailar sin control, de olvidarse de la realidad, sólo nosotros y nuestros amigos. ‘And to tell the truth, this could be the last time. So here we go…’.

3. Someone Great

‘When someone great is gone’. Todos tenemos a esa persona que no podemos olvidar, esa persona que un día desaparece sin haberlo esperado, donde la confianza simbolizaba el punto de partida para todo lo demás. Esas personas que llegan un día de la nada, como un alivio, quienes al partir son prácticamente imposibles de reemplazar. Murphy medita sobre la muerte, específicamente en su psicólogo, quien recuerda como la persona que lo motivó a llegar al pedestal donde ya se encontraba. Ese agradecimiento eterno que le tenemos a las personas que ya no están y nunca pudimos decírselo. ¿Es un arrepentimiento? No, es una celebración a la vida, a los ‘ángeles’ que encontramos en nuestro camino. ‘You’re smaller than my wife imagined, surprised you were human…’.

2. Losing My Edge

La pretensión de los ‘eruditos’ musicales, los sabelotodo, los que suponen que a ellos les gustó primero un grupo antes que a ti, los que escucharon una canción el día que salió cuando tú no, los que fueron al concierto la primera vez que vinieron cuando nadie los conocía, los que pueden mencionar más bandas de culto que tú, los que pretenden tener mejores gustos que tú. Todo esto y más, es James Murphy. A sus 32 años (lo que se consideraría a alguien viejo para comenzar su carrera musical) lanza esta ensalada de ironías que lo coloca en el radar, sin suponer que una broma iba a convertirse en una obra de culto de los dancefloors. No hay manera de no enfatizar con lo que nos está diciendo, y menos con ese tono: me estoy haciendo viejo, soy un nerd musical, pero al mismo tiempo, soy un maldito genio. ‘I’m losing my edge, but I was there…’.

1. Sound Of Silver

La obra maestra rotunda de James Murphy se llama Sound of Silver, la canción que le da título a su mejor álbum es la síntesis de todo lo que representa LCD Soundsystem. Murphy nos introduce en un viaje que nos lleva de la mano a un trance que nunca termina, repitiéndonos como mantra: “Sound of Silver talk to me, makes you want to feel like a teenager, until you remember the feelings of a real emotional teenager, then you think again”. Su madurez tanto musical como lírica, queda de manifiesto aquí: su aceptación del tiempo, la edad y su respectiva fama. El cliché ‘menos es más’ nos da una gran bofetada y nos hace revalorar la simpleza con la que puede lograrse una maestría, con detalles mínimos, bien calculados y apareciendo cuando tienen que hacerlo, no sobrellevando ni estirando ningún hilo al límite. El minimalismo como escuela y recordatorio de cómo es que debe hacerse la música electrónica. Lo que más me seduce en James Murphy ha sido su manera de recordarnos que estamos vivos: tenemos complejos existenciales, sí, pero su música el único propósito que busca es hacernos salir de ese lugar tan lógico pero disfuncional. Es por esto la razón de sus four on the flour en cada una de sus canciones: la interminable búsqueda del olvido y seguir para adelante, al ritmo de las pulsaciones, sin nunca querer parar y bailando.

image (10).png

Lugar: Pepsi Center WTC.
Hora: 8:00 a 11:00 pm
Boletos: Ticketmaster.

 

 

GIRA

Michel Gondry, el director que juega increíblemente con tu mente

Director, escritor, productor, animador y creador de uno de los comerciales y videos musicales más representativos de nuestra época. Bienvenido al viaje visual que te introducirá Michel Gondry, muletilla de Björk y uno de los pioneros del Bullet Time.

Read More